domingo, 28 de febrero de 2016

Joaquín Costa


List.ly

En el enlace anterior se enseñan una serie de páginas web que hablan sobre Joaquín Costa.
Joaquín Costa fue un político e historiador español, que nació en Mozón, aunque sus estudios los hizo en Huesca y Madrid.
Empezó a ser famoso por sus conferencias y artículos. La crisis agrícola de finales del siglo XIX y  la pérdida de las tropas españolas contra Estados Unidos hizo que Costa empezara a adoptar un pensamiento progresista y que apoyaba el cambio.
En 1896 fracasó su primer intento por hacerse elegir diputado. Ya por aquel entonces criticaba la existencia del caciquismo y decía que este hacía que la política en España se corrompiera, también criticaba el oligárquico de la Restauración y culpaba a este del atraso nacional.
Joaquín Costa murió con 64 años en Graus, España.

Hemos elegido los enlaces anteriores, porque pensamos que explicaban con claridad a Costa, y que unos se complementaban con otros, es decir, que la información que podía faltar en uno, otro la tenía.
También hemos puesto enlaces de videos, porque al vernos escasos con los enlaces de páginas web, nos dimos cuenta de que había algunos documentales muy interesantes que también podríamos añadir.


domingo, 21 de febrero de 2016

Un país en crisis.

¿DOS CRISIS SIMILARES? LAS CRISIS ESPAÑOLAS DE 1898 Y DE 2008

CRISIS INSTITUCIONAL
1898
2008
La crisis institucional se puede resumir como una crisis de liderazgo porque el gobierno no tenía capacidad para afrontar lo que le llegaba al país.
Se está perdiendo la credibilidad en muchas instituciones, debido a la situación del país.
CRISIS ECONÓMICA
1898
2008
Tras la pérdida y derrota con  Cuba y EEUU todos los beneficios y avances en España se había perdido. La industrialización progresivamente se imponía y las inversiones de capital extranjero se incrementaron. Los sectores más ricos crecían mientras que los otros se quedaban atrás.
El estallido de la burbuja inmobiliaria produce una brutal represión económica y hunde de lleno a los españoles en la crisis económica; un ejemplo de derroche de capital y de vida por encima de las verdaderas posibilidades.
CRISIS POLÍTICA
1898
2008
España se encontraba en una crisis política. Al intentar sacar el país adelante surgieron movimientos que coincidían en crear un nuevo sistema político criticando al actual y también acabando con el caciquismo (las clases superiores mandaban sobre las inferiores) .
Después el proyecto político de Maura propuso una limitada descentralización y la realización de unas elecciones sinceras.
Después de todos los problemas que ha habido con los políticos en España, los españoles en general no somos capaces de confiar en nuestro gobierno, es más, nos cuesta cargar con ello, a parte nos evoca a su vez rechazo.
CRISIS TERRITORIAL
1898
2008
Después de la pérdida de Cuba y otras islas de América, España se sumergió en un pesimismo y tristeza, ya que esta pérdida significaba unos ingresos menores que los anteriores.
A parte, mucha gente se fue del campo a trabajar a las ciudades, y esto hizo que descendiera mucho la productividad en el sector principal de España, la agricultura
La crisis genera estrés entre las personas, y este estrés general una desmoralización tanto individual como colectiva. Todos los españoles tenemos una sensación de vulnerabilidad, es decir, pensamos que las cosas no están bajo control y que no estamos protegidos.
OTROS ASPECTOS QUE INTERESE DESTACAR
1898
2008
Se denuncia el ajuste que había entre la constitución formal y la realidad del país. El Regeneracionismo y la generación del 98 fueron los principales focos donde se dió las tendencias anteriormente mencionadas.

domingo, 14 de febrero de 2016

"Un país sin pulso"

España no es un dibujo en un mapa, ni un punto más en el globo terráqueo. España, si bien me permitís definir, es una sociedad, conjunto de personas que sufren, que lloran, ríen, viven y mueren. No podemos seguir definiendo a España como un simple país, ni podemos tampoco seguir diciendo que ha perdido el pulso, pues quienes los hemos perdido, hemos sido nosotros, sus ciudadanos.

Hay que verlo todo desde una perspectiva más interior y menos exterior, ver lo que se vive en España y ver cómo se vive. Ver como gente se manifiesta mientras que otros se sientan a ver la manifestación. Ver a gente que va a votar y ver como otros se quejan sin ni siquiera hacerlo. Son los dos bandos de España, el vivo que se está muriendo y el muerto que espera que los poderosos lo revivan.

Y no seré yo quien le quite prestigio a los poderosos, ni a las tarjetas blacks, ni a los desahucios, ni a los robos, claramente no seré yo quien lo haga pues ya ellos lo están haciendo. Hace ya mucho tiempo que nuestra política en general se fue a pique, por no decirlo más claro, se aprovecharon de nosotros y se siguen aprovechando una y otra vez. Por ellos es por lo que estamos en esta situación, claramente nadie se lo echa en cara pues se supone que van a arreglarlo, pero en mi opinión, es absurdo esperar que nuestros políticos profesionales arreglen el país, no deberíamos volver a dejarlo en sus manos puesto que será un acto irresponsable.

Sin embargo, sería mas o menos agradable que solo los políticos profesionales lo hicieran, sin embargo, no es así. La prensa, con sus artículos de poca moral, siempre riéndole la gracias a unos y a otros. Los bancos, otros que, tampoco les importó vender a los españoles con tal de sacar más dinero en la época de la burbuja, no les importó no hacerse cargo de sus actos y tampoco les importó como repercutiría eso entre unos y otros. La iglesia, otro sector que también se subió al carro de “ojos que no ven, corazón que no siente” y que solo se siguen preocupando por temas que realmente a nadie le importa ya, como el matrimonio homosexual, mientras siguen gastando dinero del estado un día si y otro también.

Incluso nosotros mismo tenemos culpa, es más tenemos la mayoría de culpa, pues parece que por mucho que nos digan y por mucho que nos hagan, siempre seguiremos pensando que iremos a mejor. Que podemos dejarles que nos organicen, que nos quiten dinero, que nos manipulen, y que nos mientan a la cara. Sin nombrar a nadie en concreto creo que todos sabemos que España perdió el pulso, ellos la vergüenza y nosotros la vista y sobretodo el olfato, por lo que apesta la situación desde hace ya bastantes años.

Ahora es cuando tenemos dos opciones, y por dos opciones me refiero a elegir en qué bando de España queremos estar y si queremos arreglar esto; pues podemos seguir sentados en nuestro sillón de hace diez años, porque nuestro sueldo no da para comprarse otro, viendo los mismo programas en la tele y de vez en cuando soltando algún que otro comentario de rechazo hacia el país o podemos levantarnos y para esto cuando aún podemos, porque nosotros, los ciudadanos, somos lo que ahora y lo que siempre, hemos tenido que cuidar del país. Le dejamos nuestra responsabilidad a los políticos profesionales y ahora es momento de retomarla antes de que sea tarde. Recuperemos el pulso.